Homepage Slider Homepage Slider

HILOS TENSORES
en Alicante, Elche y Orihuela.


CONTACTA CON UN EXPERTO:






¿Qué son los Hilos Tensores?


Los Hilos Tensores son manufacturados a base de Polidioxanona, que es un material utilizado clínicamente para la sutura cardíaca. Sus cualidades son el ser reabsorbible, no alergénicos y antimicrobianos, han superado las pruebas de calidad y uso con más de 25 años sin reportar ninguna respuesta adversa en el organismo. Estas características permiten el uso de los Hilos Tensores sin riesgo a rechazo o infecciones.

Su mecanismo de acción se basa en la formación de fibrosis bajo la piel que genera una retracción suave y estimula la aparición de fibras colágenas nuevas, por lo que, aunque el hilo se reabsorba en un tiempo medio de 6-8 meses, sus efectos duran más de 1 año.

Los Hilos Tensores son muy finos y vienen dentro de una cánula igualmente fina, basta con introducir esta y retirarla para depositar el hilo que se fija mediante pequeñas espículas que lleva en una de sus caras. Es recomendable el uso de anestesia local en la zona de aplición.




Hilos tensores: ¿Para qué sirven y qué efectos tienen?


Los Hilos Tensores puede ser una muy buena solución si lo que buscamos es lucir una piel más firme y joven, con mayor luminosidad y disminuir las arrugas en la zona a tratar. Éstos son algunos de los efectos de los Hilos Tensores, dependiendo de la zona donde se apliquen y, como es normal, del estado inicial del propio paciente:

Elevar las mejillas. Éste es su uso más común.

Minimizar las arrugas de expresión.

Reafirmar cierta zona del cuello.




Zonas de aplicación de los Hilos Tensores.

Las principales zonas en la que se suelen aplicar los Hilos Tensores son las zonas de:
El rostro, para realzar las mejillas, y del cuello para mejorar la flacidez.

También se pueden aplicar en patas de gallo, brazos, vientre, senos, glúteos e incluso en la parte interior de la región femoral, es decir, la zona de los muslos.

Recuperación tras la aplicación de Hilos Tensores.

Cabe mencionar que la zona puede sufrir dolor intenso durante unos días tras la aplicación de los hilos.
Algunas de las sugerencias para que la recuperación se minimice al máximo posible son: Llevar una dieta basada en alimentos blandos durante una semana y permanecer con la cabeza elevada incluso al dormir, para evitar hematomas. Además, evitar cualquier actividad física por el periodo de 24 horas y tratar de no hablar, reírse o sonreír demasiado los primeros días. No lavar, ni exfoliar la zona con limpiadores fuertes la primera semana.

En resumen, podemos decir que el tratamiento con Hilos Tensores produce estéticamente una gran cantidad de buenos efectos y que se está posicionando como una alternativa válida a tratamientos quirúrgicos principalmente para tratar la flacidez del rostro.


A continuación en este vídeo explica el tratamiento de los Hilos Tensores.






En este otro vídeo se muestra la aplicación de los Hilos Tensores en un paciente.






Este Sitio Utiliza Cookies.Usted Puede Leer En Nuestra Politica De Cookies. Aceptar